El reto actual: el ahorro de costes cloud

La nube ha transformado la forma de gestión de las empresas y organizaciones. ¿Quién se acuerda ya de cuando la actividad en Internet giraba en torno a la informática personal? Permite consumir recursos informáticos como una utilidad y su implementación ha posibilitado reducir significativamente costes en IT. El reto ahora es el ahorro de costes cloud.

Estrategias para la reducción de los costes de la nube hay varias y algunas son, además, complementarias: desde contratar a un ingeniero de costes oficial a buscar con ahínco los descuentos de los cloud providers, pasando por la creación de nubes híbridas, la búsqueda de empresas especializadas en almacenamiento de datos a bajo precio, etc.

En este artículo queremos contarte una solución muy específica que, además de reducir significativamente la factura de tu cloud provider, es realmente fácil y rápida de implementar. Estamos hablando de colocar una CDN delante de la nube, una estrategia que, además, te ofrece muchas ventajas añadidas. Pero antes de contártelas, déjanos que te hagamos algunas preguntas.

El tráfico, elemento para el ahorro de costes cloud

¿Sabías que el elemento más caro de un cloud provider es el tráfico? Echa un vistazo a tu factura y mira cuánto pagas por GB transferido. Además, es muy posible que estés pagando precios distintos según de dónde proceda el tráfico. El que llega de Europa y EEUU será seguramente el más barato, pero verás que la cifra se incrementa posiblemente cuando tu tráfico llega de Latinoamérica o de cualquier otra región fuera de las fronteras europeas.

¿Pagas por request? Si tienes contratada una capa de caché web, ¿tienes que pagar a partir de un número de invalidaciones? ¿Cómo se te facturan las transferencias de salida? Estas no solo se refieren a lo que gastan los usuarios que visitan tu web. En el cloud de Amazon (AWS), por ejemplo, si hacemos llamadas a servicios en la nube de AWS usando las API públicas, podemos estar generando tráfico de salida. Por lo general, además, todo lo que sale de un Internet Gateway en este proveedor se factura como tráfico de salida.

Todos estos elementos que hemos enumerado elevan considerablemente la factura que te extiende a final de mes tu proveedor de cloud.

Reduce el precio del tráfico que pagas

En efecto, la reducción del precio que pagas por tu tráfico es una buena medida para el ahorro de costes cloud. Y para reducir esa parte de la factura, la solución es colocar una CDN (content delivery network) delante del cloud, de forma que los usuarios se conectan a la CDN y no al cloud provider. De esta manera, el precio que pagas por tu tráfico es el precio de la CDN y no el precio del proveedor.

¿Y qué pasa con todos los servicios en la nube que tienes con tu cloud provider? ¡No te asustes! No te estamos diciendo que tengas que abandonar a tu proveedor. Poner una CDN delante de la nube no significa que vayas a abandonar el entorno cloud si esa CDN, como es el caso de la CDN de Transparent Edge, es completamente integrable con terceros.

En el precio por GB está la clave

Antes te pedíamos que echaras un ojo a tu factura y te contábamos cómo esta se encarece usualmente por los distintos precios según el origen de ese tráfico, el cobro por request… Lo sabemos bien. Por eso, para que el uso de una CDN por delante del cloud sea realmente eficaz para la reducción de los costes de la nube, es importante tener en cuenta los siguientes puntos:

  • que el precio por GB transferido muy competitivo;
  • que es precio sea único, es decir, que pagues lo mismo venga de dónde venga tu tráfico, ya sea de EEUU o de Europa, de Latinoamérica o Asia, de África o de Oceanía;
  • que no te cobren por request, sino solo por GB transferido;
  • que no tengas que pagar doble tráfico (entrada y salida);
  • que las invalidaciones que necesites hacer no tengan coste.

 

El resultado puede ser un ahorro de hasta el 50% en lo que pagas por tu tráfico web a tu cloud provider. Además, contarás con todas las ventajas que supone tener una red de entrega de contenidos de nueva generación. En el caso de la nuestra, se suman funcionalidades esenciales sin coste adicional (logs en streaming, invalidaciones por tags, soporte ESI, protocol downgrade, etc.) y un soporte rápido y real en español.

Una solución rápida sin interrupción en el servicio

La implementación de esta solución para el ahorro de costes cloud es un proceso sencillo y rápido, al menos con Transparent Edge, que no conlleva interrupción en el servicio ni pérdida de información. Primero tiene lugar la configuración. La puede hacer tu equipo de tecnología o te la hacemos nosotros sin coste. Después, solo hay que hacer un cambio en el DNS para poner nuestra CDN de nueva generación delante de la nube. El tiempo que lleva esto es mínimo. Y no necesitas hacer ninguna otra modificación en tu infraestructura actual.

El resultado lo verás muy pronto: en tu siguiente factura de cloud 😉