Qué es una CDN

Una CDN es una tecnología invisible, desconocida para la inmensa mayoría de los usuarios de Internet, pero indispensable en su día a día. ¿Quién no lee hoy periódicos online, ve series en streaming o compra por Internet? Todas esas personas llevan a cabo esas actividades gracias a una CDN. Según el periódico que lean, dónde compren y qué páginas visiten, es probable que estén haciendo uso, sin saberlo, de la CDN de Transparent Edge, que, además de ser la única CDN española, es la alternativa europea a las CDN estadounidenses

Las siglas CDN responden al concepto en inglés content delivery network. En español se dice red de entrega de contenido, aunque lo más frecuente es decir CDN.

Una CDN para acercar contenidos

Una CDN es una red de nodos distribuidos por el mundo que replican el contenido original de los servidores de origen de forma que, cuando un usuario “llama” un determinado contenido (un diario, una serie, una web, etc.), lo que le llega es una copia del mismo desde el nodo que esté más cerca. Esa cercanía garantiza descargas muy rápidas y evita el molesto buffering. Una CDN no solo entrega contenido web, sino todo dato que pueda digitalizarse, como audio, vídeo, aplicaciones, juegos, etc.

En Transparent Edge solemos acudir a un símil cuando explicamos qué es una CDN a alguien que desconoce estas infraestructuras esenciales para el funcionamiento de Internet.

Componer la edición de un periódico de papel en imprenta resulta muy costoso en lo que a esfuerzo se refiere, pero una vez compuesta, todos los periódicos que luego llegan a los lectores son copias de ella. En este símil, una CDN sería la red de kioskos que permite a los lectores obtener el periódico sin necesidad de ir a la imprenta a que allí les hagan uno con las planchas.

Qué es una CDN de nueva generación

Esos símiles, realmente, hacen referencia a las CDN más simples, que se limitan a mantener copias en caché. Esto sería básicamente como hacer copias en sus nodos de los contenidos del servidor de origen para servirlas al usuario final.

¿Cómo funciona?

Las CDN de nueva generación como la nuestra van mucho más allá: trasladan la lógica de la aplicación al edge, lo que significa que permiten la toma de decisiones en el propio edge o borde. Un ejemplo sería servir un contenido u otro según la procedencia del usuario. Imagínate un e-commerce que vende en varios países. Quizá en unos tenga un producto que no tiene en otros, así que ese producto solo lo muestra a los usuarios de su web localizados en los lugares en los que el producto en cuestión está disponible. Otro ejemplo: en función de la localización del usuario, puede ser interesante mostrar la web en español o en inglés.

El sector de la entrega de contenidos no ha hecho más que crecer, recibiendo un gran impulso con la pandemia de la COVID-19, que ha trasladado gran parte de nuestra vida a modalidad remota detrás de una pantalla. Vivimos muchas cosas a través y gracias a Internet (teletrabajo, compra, entretenimiento, formación, etc.) y así va a seguir siendo en gran parte gracias a las CDN. Nuestros cálculos son que gestionan ya en torno al 80% del tráfico en Internet. Y es posible que esa cifra sea incluso mayor.