El conocimiento es poder

La monitorización es el pilar básico de los departamentos de IT. El conocimiento es poder, y el poder es tener la capacidad de decidir qué, cómo, cuándo y cuánto. Para ello, es necesario tener monitorizados los sistemas, ya que se degradan y necesitan mantenimiento. Si tenemos conocimiento de la plataforma IT, podremos saber hasta dónde podemos llegar y realizar las inversiones o desinversiones necesarias. Siempre es mejor anticiparse.

¿Por qué monitorizar los sistemas informáticos?

Gracias a la monitorización de servidores y servicios vamos a poder detectar debilidades y cuellos de botellas, mejorar procesos, evitar y solucionar problemas.

Implementar un sistema de monitorización en tus sistemas y servicios es muy importante porque:

  • vas a poder configurar alarmas que te avisen cuando algo no funcione correctamente;
  • vas a saber cuál es el rendimiento de los servicios, tanto de la red interna como del que prestas a tus clientes;
  • vas a tener logs de todos tus sistemas en tiempo real y así podrás mejorar el mantenimiento del sistema;
  • vas a detectar el origen de las incidencias.

Podrás ser escalable: gracias a la monitorización de tu plataforma vas a ver cuál es el crecimiento que necesitas según el uso real de los sistemas. A través de estos datos nos podemos adelantar y predecir cuánto y cuándo necesitaremos más espacio en disco, aumentar memoria o poner más servidores o, por el contrario, nos daremos cuenta de que tenemos plataformas sobredimensionadas, malgastadas y sin uso.

Gracias a la monitorización vamos a reducir los costes. Saber nuestra necesidad real nos va a dar poder de decisión a la hora de invertir o no en más infraestructura.

La monitorización informática se ha convertido en un punto clave a la hora de establecer un departamento IT porque debemos prevenir y detectar problemas para poder solucionarlos a tiempo o prevenirlos.

Gracias a esto vamos a poder aprovechar todos los recursos y sacar partido de nuestra infraestructura, reduciendo costes, como decíamos antes, tanto de plataforma como de recursos humanos, y mejorando los sistemas, lo que se traduce en una mayor satisfacción del cliente.

Flujo de trabajo para una correcta monitorización

Tan importante es contar con una buena herramienta para monitorizar nuestros sistemas como establecer un flujo de trabajo que nos ayude a la resolución de los problemas y a mejorar el día a día de nuestra plataforma.

En Transparent Edge Services tenemos una metodología de trabajo que se adapta a cada plataforma. Nuestro trabajo es proactivo y continúo:

Monitorización de sistemas = detección + análisis + solución + iteración

  1. DETECTAMOS

Antes de todo tenemos que ver si todo funciona correctamente. Para eso realizamos una AUDITORÍA DE SISTEMAS y de SEGURIDAD. Puedes solicitarla a nuestro Edge Team.

  1. ANALIZAMOS

Una vez hemos puesto nuestra plataforma a punto, procedemos a crear nuestras alertas de monitorización. Es muy importante clasificarlas para saber a qué afectan y cómo es su criticidad. Estas alertas nos llegan como incidencias. Consideremos incidencias todo aquello que supone una interrupción o degradación del servicio. De esta manera, cuando llega una incidencia, nuestros técnicos la analizan para saber el alcance, la causa y solucionar lo que esté ocurriendo lo más rápido posible.

  1. SOLUCIONAMOS

La monitorización nos ayuda a saber cuáles son las causas de la interrupción del servicio y a poder mantener disponible, segura y a pleno rendimiento la plataforma. Pero también, gracias a los análisis de los logs y los eventos podemos aportar propuestas y realizar cambios en las configuraciones para que el rendimiento de los sistemas sea cada vez mejor, a la vez que conseguimos una mejor estabilidad de los mismos.

  1. ITERAMOS

El objetivo de la monitorización es continuar detectando problemas para conseguir un buen mantenimiento y equipos redundantes para servicios críticos. Gracias a la monitorización de servidores podemos llegar a alcanzar altos niveles de disponibilidad.

En Transparent Edge Services realizamos dos tipos de monitorización: la monitorización predictiva, que nos permite tomar decisiones, y la monitorización proactiva, que es la que se encarga de detectar y solucionar los problemas.

Monitorización predictiva

  • Ayuda a anticiparnos al problema.
  • Ofrece datos REALES de la plataforma.
  • Permite tomar decisiones.
  • Posibilita un trabajo de revisión continuada.

Monitorización proactiva

  • Detecta los problemas.
  • Soluciona los problemas.
  • Nos permite dedicarnos a lo que “realmente importa”:
  1. Dar respuestas al día a día.
  2. Suplir los problemas por falta de personal.
  3. Dar solución a las propuestas de roadmap orientado al negocio.