Cuanto más mejor: estrategia Multi-CDN

Esta semana, una de las grandes compañías de CDN ha sufrido una caída en su sistema, dejando un caos en Internet y errores 503 por doquier. Esta situación ha sido una evidencia de que cualquiera puede fallar en un momento dado y, a pesar de que se actuó de manera rápida y ágil para solucionar la situación, fueron momentos en los que miles de páginas web dejaron de generar ingresos al estar caídas. ¿Sabes qué podrías hacer para evitar que tu página web esté caída durante X tiempo y minimizar los riesgos y pérdidas que esto supone? Desde Transparent Edge Services te traemos una solución muy práctica en nuestro #juevesdeblog de hoy: tener una estrategia Multi-CDN.

Antes de hablar sobre qué es una estrategia Multi-CDN, queremos definir qué es una CDN para todos aquellos que nos leen por primera vez. Una CDN es una red de entrega de contenidos (las siglas en inglés de Content Delivery Network). Simplificando mucho su funcionamiento, podemos decir que una CDN es un sistema de caché distribuido geográficamente en PoP (el acrónimo del inglés Points of Presence, puntos de presencia), de manera que es capaz de servir contenido al usuario final desde el servidor de caché más cercano a él, consiguiendo de esta forma reducir latencias de red y tiempos de carga de las páginas.

Mucha gente cree que una CDN se utiliza sólo para «acercar» contenido al usuario final, reduciendo latencias de red, pero la realidad va más allá. El verdadero potencial de una CDN y lo que realmente te permite mejorar los tiempos de carga más allá de las latencias de red son las técnicas de caching, ya que servir un objeto cacheado desde memoria es infinitamente más rápido que generar una página web desde cero, incluyendo las llamadas a su respectiva base de datos.

Una CDN eficaz garantiza que el contenido esté disponible, que el rendimiento sea suficiente para entregarlo y que la latencia sea lo suficientemente baja como para que no se demore en llegar a los usuarios. Cuando una CDN no funciona como se espera, la calidad del servicio cae y la calidad de la experiencia para los usuarios se ve afectada negativamente.

La necesidad del mercado de soluciones CDN está directamente vinculada a la explosión de las redes de banda ancha: teléfonos móviles inteligentes, aplicaciones relacionadas, servicios y el consumo de contenidos por internet, que aumentarán el tráfico mundial en 1,4 zettabytes anuales. El tráfico de datos móviles en España crecerá hasta alcanzar los 2,9 exabytes anuales en 2022, lo que supone una tasa de crecimiento interanual del 47%. Las estimaciones indican que para 2022, el 72% del tráfico de internet pasará a través de las CDN.

¿Cómo afrontar todo este crecimiento sacando el mejor provecho? Sabemos que las CDN pueden funcionar de manera diferente en diferentes momentos o en diferentes ubicaciones y para nadie es un secreto que pueden experimentar interrupciones y ralentizaciones. Con una estrategia de múltiples CDN, el contenido se aloja en más de un proveedor de CDN, lo que permite impulsar un mejor rendimiento de las aplicaciones y, en muchos casos, reducir los costos.

Cada CDN está desarrollada de acuerdo con el enfoque que se quiera dar. Hay unas enfocadas en el tráfico europeo, otras en el tráfico latinoamericano, y así sucesivamente. Tradicionalmente, los distribuidores de contenido han buscado el mejor proveedor de CDN que pueda cubrir su base de usuarios. Por ejemplo, con el aumento de la transmisión de vídeos, muchos están interesados ​​en la mejor CDN de vídeo. Con las implementaciones de múltiples CDN, se pueden contratar varias CDN para cubrir mejor las regiones y las necesidades del cliente final.

Con esto, se rompe la dependencia de un solo proveedor, ya que tener todo el tráfico en una sola red aumenta el riesgo de problemas de rendimiento o tiempo de inactividad del servicio. Cuando surgen problemas, los distribuidores de contenido tienen dificultades para involucrar rápidamente a otros proveedores. Una vez integrados con una CDN, los flujos de trabajo se limitan a la funcionalidad admitida de ese proveedor.

Si ocurre algo como lo sucedido esta semana, tu página web puede mostrar un Error 503 durante casi 30 minutos, afectando de manera significativa el rendimiento y disponibilidad de tu página web, tal como ha quedado evidenciado. Esto le puede pasar a cualquier CDN, así que mejor prevenir que lamentar.

Cuando se utiliza una estrategia de Multi-CDN, el contenido se aloja en más de un proveedor de CDN, enrutando el tráfico a través de las CDN más saludables en el momento de la solicitud y según la ubicación del usuario y el ISP, teniendo así un mejor rendimiento, disponibilidad de los sites, y reduciendo costos en muchos casos. Por ejemplo, si tienes usuarios en Latinoamérica, no es lo mismo lo que cobra una CDN por ese tráfico a lo que cobra otra. Cada CDN es diferente y tiene su especialidad, como los doctores, y con este modelo tienes acceso a diferentes especialidades, con diferentes precios, ubicaciones y performance.

En resumen, una estrategia Multi-CDN es una configuración de dos o más CDN de tal manera que cada proveedor atiende una parte del volumen de solicitudes. En la mayoría de los casos, se define un esquema de equilibrio de carga que determina cómo se distribuirá el tráfico entre las CDN. Con este modelo, pueden ganar todas las partes: las páginas web con un rendimiento y disponibilidad máxima; los usuarios finales, que tienen el acceso a los sites de la mejor manera, y las mismas empresas de CDN, que pueden aportar sus mayores beneficios. Al final, con este modelo, el propio internet se beneficia porque tiene una distribución más saludable del tráfico.

Quédate con esto: una estrategia de Multi-CDN te va a brindar 3 grandes ventajas:

  1. Rendimiento: A diferencia de las CDN individuales, las soluciones de múltiples CDN se implementan como una combinación de varios PoP de diferentes proveedores de CDN. Esta solución generalmente ofrece más PoP, que abarcan un área geográfica mucho más grande, lo que brinda un rendimiento óptimo y una escala prácticamente infinita en todo el mundo.
  2. Fiabilidad: Los proveedores más importantes hablarán sobre sus estadísticas de fiabilidad y los recursos que tienen disponibles para garantizar el tiempo de actividad del servicio. Pero, como hemos visto en numerosas ocasiones, no existe una empresa en la Tierra que sea inmune a fallos tecnológicos, violaciones de seguridad o actos fortuitos. Distribuir el riesgo de confiabilidad como parte de una estrategia de Multi-CDN puede ofrecer a los propietarios de sitios la tranquilidad de que la confiabilidad de toda su red no es un riesgo de un solo punto de falla.
  3. Costos: Distribuir el volumen de tráfico entre más CDN significa automáticamente que el flujo se diluye en cada red individual y, debido a esta disminución percibida, un proveedor puede cobrar más. Este problema se resuelve al implementar una estrategia de Multi-CDN, donde puedes tener múltiples opciones de precios, rendimientos y ubicaciones y escoger la que mejor se adapte a tus necesidades.

Así que, ¿qué esperas para usar una estrategia de Multi-CDN y optimizar de la mejor manera el rendimiento, la fiabilidad y los costos de tu página web? En Transparent Edge Services podemos aconsejarte y apoyarte en este proceso. ¡Hablemos!